carrito  

No hay productos

0,00 € Transporte
0,00 € Total

Estos precios se entienden sin IVA

carrito Confirmar

Close

¿Cómo mantener su crepera?

 

Mantenimiento de la placa de fundición torneada 

Con el paso del tiempo, se forma una costra sobre la placa como consecuencia de la cocción de la masa, si bien se tiende a creer que el metal se calcina. Se trata únicamente de la costra que se resquebraja. Hay que eliminarla con la ayuda de una espátula metálica y piedra abrasiva (apartado accesorios). No tema rayar el metal. Sobre todo, no hay que utilizar un aparato eléctrico portátil.
Tras un decapado, hay que realizar un curado como si se tratase de una placa nueva. (Véase el apartado “Curado de las placas”). Es preferible eliminar regularmente la costra que se forma con el uso para conservar un estado de la superficie no demasiado sucio. Para ello, le recomendamos que utilice la piedra abrasiva, especialmente adaptada a esta operación, realizando movimientos concéntricos.
Tras realizar un raspado, es conveniente hacer una o dos capas de curado a 270°C (véase el apartado “El curado”). 

El curado (únicamente para las placas de fundición torneada)

Esta operación (duración: de 1 hora a 1 hora y media) debe realizarse cuando las placas torneadas son nuevas. Facilita la separación de los crepes y reduce el hervor de la pasta al entrar en contacto con la placa.
Para realizar un curado correcto:

  1.   1. Enchufar el cordón de alimentación a la toma adecuada.
  2.   2. Calentar la placa regulando el botón en 270°C (en los aparatos equipados, conecte el interruptor).
    Su aparato alcanzará la temperatura deseada cuando el piloto rojo se apague. Mantener el aparato regulado de este modo durante toda la operación de curado.
  3.   3. Poner en el centro de la placa el equivalente a una cucharada de aceite.
    Con la ayuda de un paño de algodón (los materiales sintéticos o similares no resultan adecuados), esparcir uniformemente el aceite y dejar cocer la materia grasa durante 5 a 10 minuto para obtener una placa bruñida y perfectamente seca.
  4.   4. Repetir la operación (n° 3) 8 veces reduciendo progresivamente la cantidad de aceite pero respetando para cada capa un tiempo de cocción de 5 a 10 minutos.

Para el curado, utilizar únicamente aceite de girasol, sin más ingredientes.
Un buen curado tiene que presentar el color de una castaña (marrón oscuro) y el aspecto de un barniz.